Tecnología

Twitter retira el ‘check’ garzo a quienes no pagan por el servicio, fuera de a algunas celebridades | Tecnología

Adiós a los sellos de demostración garzo a usuarios antiguos que han rechazado abonar por Twitter Blue. Luego de falsas alarmas, durante la tarde y perplejidad del jueves, han desaparecido las insignias azules de perfil de miles de personas, incluidas la de famosos y políticos, como Hillary Clinton, Donald Trump, Bill Gates y Kim Kardashian, que tenían su personalidad verificada. Y solo figura esa marca garzo contiguo a los perfiles de quienes han pagado la suscripción. Eso sí, la plataforma no le ha quitado el símbolo a todo el que no paga; parece ser que Elon Musk ha electo quiénes podrían seguir beneficiándose del servicio de modo gratuita. Entre tuits indignados y de broma, se han identificado usuarios célebres a los que no le ha desaparecido, incluso quienes declararon abiertamente que no pagarían por la suscripción.

El escritor de best sellers Stephen King es uno de ellos. Durante la tarde de ayer, aseguró que no se había suscrito, ni siquiera compartido su número de teléfono, como se asegura su cuenta. Un poco más tarde, Elon Musk le respondió “de mínimo”, sugiriendo que él mismo estaría pagándole la insignia. Incluso lo mantienen el actor de Star Treck William Shatner y el ídolo de la NBA LeBron James, una de las celebridades más críticas a abonar por Twitter Blue (según ha confirmado The Verge, James nunca ha pagado). Eso sí, recibió un email de un empleado de Twitter afirmando “extender una suscripción gratuita de Twitter Blue para su cuenta, @kingjames, en nombre de Elon Musk”.

La retirada de la demostración además afecta a las empresas. Durante la mañana del viernes, algunos anunciantes en la red social han recibido una comunicación por parte de la compañía asegurando que, a partir de hoy, las cuentas “deben contar con la insignia garzo o subscribirse al plan de Twitter Blue o de Organizaciones Verificadas para seguir poniendo anuncios en Twitter”. Esta traducción para empresas tiene un coste de 1.000 dólares mensuales (unos 910 euros), y 50 dólares adicionales, además mensuales, por cada cuenta afiliada que se agregue.

En medio del revuelo de las celebridades y las verificaciones, Twitter finalmente eliminó las etiquetas de “medio financiado por el gobierno” que había añadido en los perfiles de RTVE y la sujeción británica BBC. Incluso de la estadounidense NPR y la canadiense CBC que, a principios de semana, pausaron su actividad en la plataforma tras la imposición de estas etiquetas, que inicialmente solo se aplicaban a medios propagandísticos de países en los que la licencia de expresión está en cuestión, como la rusa RT o la agencia china Xinhua. Twitter además eliminó la marbete de “medios afiliados al estado de China” en las cuentas de Xinhua News, así como de los periodistas asociados con publicaciones respaldadas por el Gobierno chino. <Incluso han dejado de mostrar la advertencia sitios de propaganda rusa como RT (cuya cuenta está suspendida en la UE) o Tass.

Hasta entonces, medios con independencia editorial como la BBC, PBS y NPR estaban exentos de una calificación similar. La marbete auténtico de Twitter para estas cadenas occidentales fue “financiado por el Gobierno” y luego “financiado con fondos públicos”. En la presente, muchos medios (como EL PAÍS) cuentan con un sello dorado otorgado unilateralmente por la plataforma a los que considera una “cuenta comercial oficial en Organizaciones verificadas de Twitter”.

Twitter Blue tiene un coste en España de 7 euros al mes si se opta por un plan anual, y de 8 euros en un plan mensual, siempre que la suscripción se haga desde su web. Aquellos usuarios que deseen contratar el sello garzo desde sus dispositivos móviles, Android o iOS, tendrán que abonar 11 euros. Y no estará arreglado para todos. Solo las cuentas registradas hace un intrascendente de 90 días podrán ingresar a este producto, que se activa a través de un número de teléfono de confirmación y el suscripción.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para acoger nuestra newsletter semanal.



Creditos a Emanoelle Santos

Fuente

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button