Tecnología

Notar el perfume de una rosa o de un mojito mientras se juega a un videojuego | Tecnología

Imagínese jugando a un videojuego con unas lentes de existencia aparente y, mientras el personaje se aproxima a un vergel, usted, que está sentado en el sofá, empieza a percibir el olor a rosas, lirios u hojas mojadas. El perfume disminuye hasta desaparecer cuando el personaje cambia de proscenio y luego surge otro más dulce, porque se acerca a la tienda de frutas. Por su complejidad, el sentido del sagacidad ha quedado fuera de los entornos digitales inmersivos que contemplan la visión, la audición, y, en los más sofisticados, el tacto. O al menos, así ha sido hasta ahora.

Un rama de investigadores de Hong Kong y China ha desarrollado unos generadores milimétricos que contienen cera de parafina perfumada y están integrados de forma inalámbrica a las lentes de existencia aparente, usadas en videojuegos, películas 4D o en actividades médicas o educativas. Más allá de trasladar el olor de una taza de café o de una copa de mojito en un videojuego, el dispositivo además permitirá en un futuro, por ejemplo, que un estudiante de fitotomía puede cultivarse sobre diferentes especies de plantas a través del olor de sus hojas.

Presentado hoy en Nature Communications, el dispositivo puede estar integrado en una pegatina o mascarilla, permitiendo que el sucesor huela diferentes aromas mientras lleva a sitio actividades en universos virtuales. Puesto que mezclar distintos olores con una intensidad demasiado intensa podría resultar abrumador, este dispositivo libera las fragancias “con precisión en un campo de acción localizada” en menos de dos segundos y de acuerdo con el movimiento del sucesor.

Xinge Yu, profesor de la City University of Hong Kong y uno de los autores del plan, sostiene que “las interfaces olfativas podrían exhibir los avances de la existencia aparente y la existencia aumentada”, porque incorpora un nuevo sentido a las experiencias, que hasta ahora estaban limitadas a la visión, la audición y al tacto. Por otra parte de proporcionar una interacción más inmersiva y realista en escenarios de existencia aparente o aumentada, esta tecnología podría ser empleada además como un método de comunicación alternativa o colaborar con tratamientos médicos y psicológicos, que necesitan provocar determinados saludos o sensaciones a sus pacientes a través del sagacidad.

Los dispositivos que se integran a las gafas de realidad virtual, que pueden contener uno, dos o nueve generadores de olor.
Los dispositivos que se integran a las lentes de existencia aparente, que pueden contener uno, dos o nueve generadores de olor.Xinge Yu

El creador tiene el tamaño de un chip de teléfono móvil y está compuesto por diferentes capas, incluyendo una cera de parafina mezclada con perfume; un activador térmico hecho de trazas de oro que usa el calor para derretir la cera y liberar el perfume; y un activador mecánico que controla la temperatura. Los investigadores han presentado dos modelos en el cual se integra este creador. El primero es una pequeña pegatina que se adhiere directamente a la piel debajo de la napias, con dos opciones de olor.

El segundo está hecho en formato de una máscara que puede integrar hasta nueve olores diferentes. “Hemos realizado una serie de experimentos para evaluar si la incorporación temperatura del dispositivo puede exponer algún problema de seguridad a los usuarios, y los resultados han demostrado que es seguro”, explica el profesor a EL PAÍS.

En total, los dispositivos han sido testados con 30 tipos de olores diferentes, que incluyen piña, jengibre, té verde, caramelo, golosinas y otros. Sin confiscación, tal y como afirma Yu, se podría adaptar “cualquier tipo de olor”, ya sean de alimentos, bebidas o incluso el perfume de una persona querida. “Se puede cambiar directamente el perfume mezclado en la cera para suscitar diferentes tipos de perfume sin ninguna modificación en el sistema”, detalla.

Los investigadores aseguran que el crecimiento de esta tecnología se encuentra en una escalón original, pero estiman que podría venir a comercializarse adentro de unos dos primaveras de forma integrada en las lentes de existencia aparente, con un coste adicional de unos 200 dólares estadunidenses (180 euros, en la conversión flagrante).

El año pasado, investigadores suecos presentaron una interpretación de creador de olor similar, además integrada en unas lentes de existencia aparente. Sin confiscación, utilizan frascos de perfume neto conectados por cables que el sucesor debe sostener, lo que resulta menos práctico. El prototipo ha sido testado en un videojuego donde el participante se mueve en una bodega aparente, recogiendo copas de morapio. Cuando el atleta levanta el vaso, el dispositivo libera un perfume.

La empresa OVR Technology mostró en la feria de Tecnología CES 2023 su interpretación: un dispositivo que queda sobre la napias del sucesor y va conectado con lentes virtuales. Según la empresa, es posible combinar “millares de aromas”, aunque, admiten, “no está diseñado para replicar exactamente los olores del mundo auténtico”, sino para felicitar nuevos olores sintéticos. La empresa no ha divulgado el coste del producto, pero asegura que estará a liquidación a lo espléndido de este año.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para acoger nuestra newsletter semanal.



Creditos a Emanoelle Santos

Fuente

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button