Skip to content Skip to footer

El ayuno intermitente podría ayudar a preparar el Alzheimer, según Cambridge

Científicos de la Universidad de Cambridge descubrieron que el ayuno intermitente podría potencialmente ayudar a preparar el Alzheimer. Si perfectamente los investigadores reconocieron que todavía era “demasiado pronto” para probar su teoría, los primeros resultados evidenciaron que la restricción calórica tendría beneficios para la vigor. 

En una investigación publicada en la revista científica Cell Reports, el equipo señala que el ayuno aumenta los niveles de una sustancia química en la matanza conocida como ácido araquidónico. Este componente inhibe la inflamación, la cúal se ha relacionado con afecciones como el Alzheimer y el Parkinson.

Asimismo, los investigadores enfatizan en que la dieta occidental rica en calorías puede aumentar el aventura de enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas, que están relacionadas con la inflamación crónica del cuerpo.

Inflamación crónica: la esencia de la investigación de Cambridge

La inflamación es una respuesta natural del cuerpo a una esguince o infección, pero este proceso puede ser desencadenado por otros mecanismos. Uno de ellos es el llamado inflamasoma, que actúa como una miedo interiormente de las células, activando la inflamación para ayudar a proteger el sistema cuando hay poco dañado en el cuerpo. 

Una investigación descubrió cinco casos de Alzheimer transmitidos entre personas mediante la hormona de crecimiento

Sin retención, el inflamasoma puede desencadenar una inflamación de forma no intencionada oportuno a que una de sus funciones es destruir células no deseadas, lo que puede provocar la libertad del contenido de las células en el cuerpo, donde desencadenan la inflamación. A este problema se lo conoce como inflamación crónica.

 “Estamos muy interesados ​​en intentar comprender las causas de la inflamación crónica en el contexto de muchas enfermedades humanas y, en particular, el papel del inflamasoma”, señaló la profesora del Unidad de Medicina de la Universidad de Cambridge, Clare Bryant.

«Lo que se ha hecho evidente en los últimos abriles es que un inflamasoma en particular, el inflamasoma NLRP3, es muy importante en una serie de enfermedades importantes como la obesidad y la aterosclerosis, pero además en enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson, muchas de las enfermedades de la vejez, particularmente en el mundo occidental”, explicó la investigadora.

2023_07_02_tratamiento_alzheimer_cedoc_g

Diversas investigaciones publicadas con anticipación demuestran que el inflamasoma NLRP3 influye en las enzimas que inducen una “hiperfosforilación” de las proteínas tau, las cuales tienen un papel principal en las enfermedades neurodegenerativas. Este cambio hace que estas proteínas se separen de las neuronas y se agrupen, poco que aplica principalmente a la enfermedad de Alzheimer

«Nuestros resultados apoyan la hipótesis de la cascada amiloide para el exposición de la enfermedad de Alzheimer. Según esta hipótesis, los depósitos de beta amiloide finalmente conducen al exposición de la proteína tau y, por lo tanto, a la homicidio celular. Nuestro estudio coetáneo muestra que el inflamasoma es el ligazón fundamental y hasta ahora perdido en esta prisión de eventos, porque une el exposición de ambas proteínas», mencionan expertos del Centro Teutón de Enfermedades Neurodegenerativas y la Universidad de Bonn.

Las pruebas que demostrarían que el ayuno contribuye contra el inflamasoma

Para poder comprobar si el ayuno puede contribuir a resumir la inflamación, el equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge, adjunto al Instituto Franquista de Sanidad de Estados Unidos, estudió muestras de matanza de un asociación de 21 voluntarios que ayunaron durante 24 horas.

Los grandes impactos de la tecnología médica para 2024

Los participantes comieron un desayuno de 500 calorías ayer de las 8 de la mañana y luego ayunaron por un día. Durante el adeudamiento calórico solo se les permitió libar agua, pasado el traspié de tiempo volvieron a consumir otra comida de 500 calorías. Ayer de privarse, al final de las 24 horas y luego de manducar, los científicos tomaron muestras de matanza para compararlas

El equipo descubrió que restringir la ingesta de calorías aumentaba los niveles de un lípido conocido como ácido araquidónico. Los lípidos son moléculas que desempeñan funciones importantes en nuestro cuerpo, como juntar energía y transmitir información entre células. Tan pronto como las personas comieron nuevamente, los niveles de ácido araquidónico disminuyeron.

Cuando los investigadores estudiaron el sensación del ácido araquidónico en células inmunes cultivadas en el laboratorio, descubrieron que reduce la actividad del inflamasoma NLRP3, vinculado a las enfermedades neurodegenerativas. Anteriormente, se pensaba que el ácido araquidónico estaba relacionado con un aumento de los niveles de inflamación, no con una disminución.

Científicos advierten que los virus zombis del Ártico pueden provocar una nueva pandemia universal

 «Esto proporciona una explicación potencial de cómo cambiar nuestra dieta -en particular mediante el ayuno- nos protege de la inflamación, especialmente la forma dañina que sustenta muchas enfermedades relacionadas con una dieta occidental inscripción en calorías», explicó la profesora Bryant.

No obstante, aclaró: «Es demasiado pronto para opinar si el ayuno protege contra enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson, ya que los posesiones del ácido araquidónico son de corta duración” 

“Pero nuestro trabajo se suma a una cantidad cada vez maduro de letras científica que señala los beneficios para la vigor de la restricción calórica. Sugiere que el ayuno regular durante un período prolongado podría ayudar a resumir la inflamación crónica que asociamos con estas afecciones”, recalcó Bryant sobre la influencia de la investigación.

El equipo de científicos además sostuvo que sus hallazgos sugieren que una dieta inscripción en calorías podría aumentar el aventura de enfermedades neurodegenerativas.



Creditos a Romina Veloso

Fuente

Leave a comment

0.0/5