Skip to content Skip to footer

¿Cómo asimilar si una empresa es lícito en España?

Las empresas transitan una época de transformación sin precedentes: pueden establecerse rápidamente, efectuar en múltiples jurisdicciones y ofrecer servicios a nivel completo. Por eso es importante contar una dirección que permita conocer su situación  antaño de convenir cualquier tipo de colaboración. 

El desafío que se enfrentan las organizaciones cuando buscan estos acuerdos es distinguir entre empresas legítimas y aquellas que pueden estar involucradas en actividades ilícitas o no ser del todo fiables. Si como autónomo o emprendedor es tu caso, te contamos en qué debes fijarte para asimilar si una empresa es lícito en España.  

  1. Accede al Registro Mercantil
  2. Conocer la fiabilidad financiera de una empresa
  3. Consultar el CIF de una empresa
  4. Consultar los directorios de empresas

Accede al Registro Mercantil

Todas las empresas que funcionan en España, tengan o no actividad, deben estar inscritas y figurar en el Registro Mercantil. Esta institución recoge e informa de guisa oficial sobre la situación jurídica de empresas y empresarios del ámbito mercantil.

Para lograr al Registro Mercantil los pasos son conveniente sencillos: 

  1. Ingresar a la página oficial del Registro Mercantil.
  2. Introducir sucesor y contraseña (o darse de incorporación en caso de no estarlo).
  3. Proceder a la búsqueda de la empresa en cuestión.

Este servicio no es de balde, aunque la consulta es de suelto golpe, se debe abonar una cantidad con polímero para registrarse. Es posible hacer la búsqueda a través del NIF, nombre de la empresa, administrador o representante.

Conocer la fiabilidad financiera de una empresa

Conocer la fiabilidad financiera de una empresa a través del Registro Mercantil todavía es posible, solicitando alguna clase de crónica sobre las cuentas de resultados, así como el beneficio bruto de explotación. De esta forma podrás conocer los beneficios obtenidos a posteriori de restar los gastos necesarios para el servicio, pero antaño de deducir impuestos y amortizaciones.

Pero todavía se puede asistir al censo franquista de empresas, facilitado por la Cámara de Comercio. En este caso se proporcionará los datos más relevantes de la empresa para asimilar si es fiable: dirección, código postal en el que se ubica, por otra parte de un seguimiento de la compañía.

Con todo, entonces, es posible comprobar la existencia y situación de la empresa en el Registro Mercantil o en el censo franquista de empresas.

Consultar el CIF de una empresa

Para consultar el CIF asignado de una empresa (código de identificación que permitirá asimilar si es lícito o no) hay que dirigirse a la web de la Agencia Tributaria. 

Igualmente se puede solicitar un crónica de solvencia o corroborar esto en la propia AEAT, para asimilar si esa empresa con la que se va a iniciar una colaboración no solo está al día de sus pagos, sino que no tiene ninguna deuda irresoluto de cobro.

Consultar los directorios de empresas

Igualmente se pueden consultar los directorios de empresas, como los que ofrecen E-Informa, Axesor o Cesce, entre otros. Esto todavía puede ser de gran ayuda para corroborar si figura la empresa, e incluso para alcanzar datos sobre su contabilidad, transformación e incluso si tienen asuntos pendientes con la razón. De esta guisa se sondeo evitar ser víctima de un fraude.



Víctor Feroz

Fuente

Leave a comment

0.0/5